Watch live streaming video from elsevillistasradio at livestream.com

sábado, 3 de abril de 2010

Cronicas de un Nazareno

El día de Martes Santo fue especial desde el momento que me levante de la cama. Sabia que el Martes santo era un día especial y se notaba en todos los miembros de mi familia. Desde que me puse en la mesa a desayunar sabia que hoy los nervios estaban en todos, sobre todo en los de mi padre.

Ya esperaba la hora de comer para terminar pronto y coger mi túnica y mi capa para vestirme de mi hermandad, de nazareno de San Benito, esa hermandad que me a visto crecer desde que yo tenia meses.

Llego ese momento y los nervios ya no me cabían en mi cuerpo. Era la hora de colocarme los atuendos para salir de penitencia con mi hermandad, era el momento de colocarme el capirote y salir.

El momento de la salida esta a punto y ya estaba en fila con todos mis hermanos en el tramo numero 5 del primer paso, del paso de pilatos del que llevo acompañando años. Llego ese momento y empezamos a salir por la calle San benito hasta llegar a la puerta. Todas las miradas de los hermanos de mi tramo señalaban a un punto, al interior de la Iglesia. Caminando, acompañado por mi padre que iba justamente detrás mía empezó a sonar el himno nacional que indicaba que el primero de los pasos estaba en la calle. Bonito momento, toda la calle se giro para ver como salia, incluido los hermanos nazarenos, que de puntilla intentaban ver entre capirote y capirote. A partir de ese momento teníamos que seguir a nuestra hermandad por el pinganillo de la Radio.

El camino, este año, me a resultado mas corto que otros años pero eso si, mas intenso en las paradas, como siempre. A la llegada a Campana, los bellos se me pusieron de punta. Indicaba que ya estaba a punto de conseguir una año mas llegar a la catedral. Por el camino, lo típico, hacer feliz a los mas pequeños, dándole cera, estampitas y algún que otro caramelo. La emocion también la tenían ellos al pedir y al esperar los tres pasos pasar. La campana estaba arrebozar de gente, no cabía nadie, nadie se quiere mover de allí, nadie. Ni mucho menos en la calle Sierpes, ni mucho menos por las calle por donde pasaba mi hermandad.

La emoción, los Nervios y las ganas de no terminar se juntaban con las del cansancio una vez que se aproximaba a la Cuesta del Rosario. Mas cansancio aun en la avd. Luis Montoto y mucho mas cuando ya se veía la puerta de la Iglesia. La llegada fue mas emocionante aun y es una cosa que no puedo contar ya que se tiene que vivir y fue dentro de la Iglesia, muy bonito y muy emotivo.

¿Te ha gustado?

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Vas a dejar un comentario?
Recuerda de comentar sin insultos ni amenazas. En este blog esta permitido poner enlaces a tu blog o web. También puedes expresarte libremente sobre lo que quieras comentar.

Los comentarios que envías tardan en publicarse ya que tienen que pasar un proceso de Moderación.

Seguidores del blog

Licencia de Creative Commons
EL BLOG DEL SEVILLISTA by EL BLOG DEL SEVILLISTA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en elblogdelsevillista.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at elblogdelsevillista.blogspot.com.